Bajas pasiones

Ensimismada en sus pensamientos se encontraba Nicolle el Lunes en la mañana, tenia la mirada perdida y únicamente podía pensar en una sola cosa… Su cita de ayer.

La semana anterior se había creado una cuenta en esa nueva app que había salido para encontrar una que otra amistad cerca de casa, aunque la verdad ella estaba interesada en algo mas si encontraba con quien.

Dando “amor” a los perfiles de chicos con los que ella sentía que podía hacer click, y a su vez a su perfil llegaron una cantidad exorbitante de mensajes que a decir verdad, no era de extrañar porque Nicolle con sus ojos negros y grandes, una sonrisa tierna, cabello largo ondulado, alta, era capaz de llamar a atención del mas recatado.

Muchos de los mensajes que le llegaban eran bastante obscenos… Pervertidos que creían poder seducirla con fotos bastante explicitas, para Nicolle eso no era suficiente, de hecho llegaba a aburrirle al menos pensar en tratar de entablar una conversación con alguien tan básico.

Mensaje tras mensaje que pasaba, ya la app al 4to día de estar usándola le estaba aburriendo, no había llegado a ella nadie aun con quien a ella le interesara al menos hablar… Si le había respondido a uno que otro admirador, pero nada pasaba de un -“¿cómo estas?” -“Bien ¿quieres follar?” … Y la verdad es que no, no quería, no así.
Cuando ya empezaba a perder las esperanzas de sus casi 2 años de no haber estado sexualmente con nadie, mas que con ella misma, y de rechazar mensajes de uno que otro cerdo, leyó uno que le llamó la atención:

-“No comenzaré escribiéndote alguna incoherencia para llamar tu atención, no te invitaré a follar, no te enviaré una foto de mi pene… Debes estar harta de todas esas estupideces. Mi nombre es Andres, tengo 22 años, y el localizador dice que vivimos bastante cerca, lo cual me parece curioso porque nunca te había visto ¿sabes? también me gusta escalar y frecuento mucho la montaña a la que vas, pero tampoco te había visto allí antes… ¿crees en el destino?

-“Andres, la verdad es que no me sorprende que hayas hecho tu tarea… Y si, estoy harta de ver fotos de penes.

Mensaje tras mensaje la conversación fue tornándose interesante para ambos, y Nicolle al fin descubrió que aunque sea una persona decente se puede conocer por estos medios… A decir verdad se sentía muy cómoda hablando con el, y como era de esperarse terminaron acordando un día para ir a conocerse. Nicolle no era una niña nada inocente, ella sabia lo que podía pasar en ese encuentro, al fin y al cabo era en la casa de él en donde quedaron para verse… Es solo que Andres no tenia los mismos planes que ella.

Llego el día, y después de una botella de vino, y buena cena, llegaron a la parte de los besos, y la pasión desenfrenada se apoderó de ambos, mordiscos en el cuello de ella mientras ella le arañaba su espalda desnuda y dejaba que saliera de su boca su respiración cada vez mas acelerada a medida que se iba dejando llevar por la excitación del momento… ¡Y sí que lo estaban disfrutando! Andres tenia la gran erección que desde hace mucho ella quería sentir frotando su pelvis.

La posó delicadamente en la cama sin aun dejar de besarle, ella se aferraba a su cuello en un intento desesperado de no separarse de esos labios que la estaban llevando al cielo. Adrian se tomo el tiempo de desnudarle completamente y de acercarse para que ella le quitara el pantalón y la ropa interior… Ambos completamente desnudos encendidos en pasión.

fue bajando lentamente por el cuerpo de ella, mientras pasaba por sus senos besándolos delicadamente, su abdomen, su vientre, se desvió hacia sus piernas y siguió bajando , y bajando… La verdad se estaba comportando como todo un caballero, preocupándose por tratar bien a su invitada de honor.

Andres termino llegando hasta los pies de Nicolle, y parecía ¡tan complacido! Para ella esto era algo nuevo, pero se dejaba llevar, parecía que él sabia lo que hacia.

fetiche-sexual-normal_1_2481256.jpg

*

Tomó los hermosos pies de Nicolle y los coloco en su cara, respirando muy fuerte, y frotándolos contra su cara y pecho, como tratando se fundirse con ellos… Los besaba, los lamia, los mordía suave, sin lastimar, y aunque a ella le parecía extraño tanto apego por sus pies, al final no le daba mucha importancia, al parecer eso la estaba excitando aun mas.

Andres, ya tenia varios minutos pasando la lengua por entre los dedos de los pies de Nicolle, metiéndose sus dedos en la boca, la abría tan grande como podía para que le entraran aun mas, creo que si hubiese sido por el, se habría metido el pie entero, hasta la garganta.
Tenia una gran erección, Nicolle podía llegar a verla porque él estaba arrodillado frente a ella con sus piernas levantadas para que los pies le llegaran a la boca, y cada vez que lo veía parecía haber perdido la razón, y para él solo estaban él y esos pies que se comía con tanto gusto… Siguieron pasando los minutos, Nicolle solo lo veía, mientras seguía mas excitada de lo que no había estado desde hace mucho.

Llego el momento, el subió la mirada, ella lo miro, la agarro fuerte por las piernas y con los cinco dedos del pie derecho metidos en su boca explotó, llegó al clímax de la excitación… Ella pudo verlo y sentirlo encima de su pecho y abdomen, pero hubo algo, una reacción en ella que le produjo al ver aquello. Sencillamente se dejo llevar por el deseo, y el placer que le producía verlo disfrutar tanto con su cuerpo, terminó teniendo un gran orgasmo, uno tan largo como no había sentido desde hace mucho.

Andres se acostó a su lado, la abrazó y durmieron juntos esa noche muy plácidamente.

Nicolle solo piensa en que sea el Domingo para ir a verlo de nuevo.

❤Bellezas, he estado intentando publicar a diario últimamente y lo hago con el objetivo de pagar un viaje a Europa que tengo planificado para dentro de algunos…🤫❤

Lindo día, tarde, o noche, Yoko

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *